Conocemos a Helena Rohner desde hace tiempo y sentimos un enorme respeto por su trabajo. Compartimos la emoción por la creación con calma y mimo, con entusiasmo por el proceso y nos hace mucha ilusión que forme parte de nuestra serie de entrevistas mensuales #leborgabalabrightwomen.

Charlamos con ella de su pasión por los materiales, de cómo entiende la relación con los artesanos que participan de manera directa en el desarrollo de sus diseños, de su nueva colección SS21 «Comedies et proberves» y de la presentación de su primera escultura en la Fundación Mapfre.

Tu madre tejía y tu padre hacía marionetas, ¿el haber crecido entre artesanos es lo que te ha inspirado a continuar por este camino?

Sin duda han infundido en mi la creatividad, pero, sobre todo, el amor a la artesanía, a los materiales y al buen hacer

Tus joyas son una mezcla de varios materiales, desde plata, oro, porcelana, piedra, tejidos o madera. ¿Qué aporta esta alianza?, ¿qué es lo que te gusta?

Me gusta investigar las tensiones y el contraste entre los materiales. Considero que además de tomarlo como reto creativo, se ponen en valor uno al otro.

Todas tus joyas están producidas en tu taller, trabajando mano a mano con los artesanos, ¿cómo se establece esta relación?, ¿qué os aporta vuestro diálogo cotidiano?

Aspiro a hacer una joya íntima, cercana a la persona que lo lleva. Para ello me parece fundamental que esté hecho a mano y producida bajo pedido. La cercanía al artesano es fundamental y por ello los materiales como la madera o la porcelana vienen de proveedores cercanos en Madrid.

 

 

Tus piezas son muy coloridas, ¿de dónde viene esta fascinación?

Uy, pues imagino qué… ¿de Canarias? Me gusta la luz, me encanta el color y me fascina la combinación de colores diferentes.

¿Qué representa para ti una joya?

Un objeto cercano que se vuelve parte de uno, tiene un valor casi antropológico con la carga emocional que cada uno le adhiere. Una experiencia, un regalo, una herencia, un préstamo…

 

 

Tu última colección SS21, Comedies et proverbes, corresponde a uno de los ciclos del director de cine francés Eric Rohmer. ¿Qué te inspiró?, ¿cómo ha sido el proceso creativo?

Quisimos proponer un cuento, reflejar lo que estamos viviendo y en Rohmer encontramos ese anhelo de verano, de compartir, de estar al aire libre, de hablar de la vida… siempre al aire libre. Esperamos aspirar a relacionarnos más con las personas queridas.

¿Cuáles han sido los materiales con los que has creado esta colección SS21?, ¿qué diferencia esta colección de las anteriores?

La colección de SS21 combina varios materiales. Por una parte, porcelana hecha a mano en colores muy bonitos como hielo, buganvilla, verde bosque y mango. Por otra parte, cuentas en impresión 3d hechas con un filamento que es un biopolimero – viene de verduras como la patata o la yuca y, por lo tanto, es biodegradable – madera natural y alguna cuenta de yute.

De base, están, por supuesto, la plata y el latón dorado en las formas orgánicas y suaves que tanto me gusta modelar a mano.

La colección de joyería fina es siempre oro de 18 kilates hecha a mano individualmente con coral para dar buena suerte, leí que es un portador de buena suerte y lo pongo siempre que puedo.

 

 

Hay una tendencia clara a la recuperación del proceso artesanal, una reivindicación de las cosas bien hechas. ¿Crees que es una consecuencia de la pandemia hacia un consumo más responsable?

Creo que la pandemia nos ha obligado a frenar, nos ha hecho conscientes de que somos parte de una comunidad. Necesitamos menos cosas y si hemos de comprar algo, que sea local y especial, con alma.

A parte de tu colección de joyas, también tienes tu propia colección de hogar y diseñas productos para otras marcas, ¿cómo eliges estas colaboraciones?

El mundo del diseño es algo intuitivo, vas entrando en contacto con editoras diferentes. Diseño más allá de la joyería como reto, me gusta ponerme nuevas metas. Me hace crecer y eso es lo que quiero. Intento diseñar mundos diferentes. Por ahora: alfombras, pufs, chales, velas, pomos, juego de té en acero y así… con cada empresa, un producto diferente.

Recientemente has presentado tu primera escultura, Giro, en la Fundación Mapfre. ¿Es el principio de una nueva etapa?

¡Ay sí! Siempre he dicho que las joyas son una escultura tímida y que algún día haría una escultura grande. Juan Naranjo me ha permitido romper la barrera y hacer esta pequeña escultura con la que estoy muy contenta. Como diseñadora es todo un reto crear una pieza exenta de la practicidad o uso. Me siento liberada.

Barbara Hepworth defendía la importancia de tocar la escultura para así conectar con el material y abandonar la rigidez. ¿Cómo entiendes tú la relación con una escultura?

Una escultura es arte en tres dimensiones, con muchas lecturas, depende desde dónde lo mires. Un poco como la vida, por eso es fundamental mirarla mucho, moverse alrededor y tocarla, claro. Cada material tiene una temperatura y tacto diferente que acrecienta la experiencia de contemplar una pieza de arte.

 

 

Escultura «Giro», expuesta en la librería KBR by Juan Naranjo

 

¿Cómo explicarías tu evolución como diseñadora?, ¿cuál de tus piezas crees que expresa mejor qué o quién es Helena Rohner?

Diría que en los 27 años que llevo he aprendido muchísimo. Al no haber estudiado diseño y apenas algo de joyería (estudié relaciones internacionales), toda mi experiencia se ha basado en el aprendizaje y la humildad hacia la manufactura. Siendo siempre consciente de mis limitaciones y diseñando dentro de esa maravillosa caja que no es más que un reto perpetuo de hacer lo mejor. Creo que con los años me he ido depurando, desde luego cada vez se me acentúa más las ganas de lo esencial.

Sigues nuestra marca desde hace varias temporadas, ¿cómo te hacen sentir nuestras prendas?

Conozco la marca Lebor Gabala desde hace muchos años, 15 años, ¿puede ser?. Compartimos feria en Paris y he usado la marca desde entonces. Compartimos la estética atemporal y me siento muy a gusto en todas las piezas que tengo, que uso y reúso. Mi hija de 18 años empieza a robarme mis Lebor, es buena señal. 🙂

Entrevista: Raquel Rabadán

En la portada, Helena con un vestido de nuestra colección SS18. Fotografía Anton Goiri.

Instagram de Helena Rohner: @helenarohner