Nos fascinó el trabajo de Mercedes Bellido cuando conocimos su pintura acrílica de la Caleta de Famara, en Lanzarote, uno de nuestros lugares favoritos del mundo. Esa magia que tiene a veces la vida, que nos conecta con personas a las que, en algún momento y de manera aparentemente casual, les llamó la atención lo mismo que a nosotras. Quien sigue nuestra marca, conoce la especial relación que tenemos con el mar y la naturaleza, elementos que siempre están presentes en nuestras colecciones.

Fue entonces cuando indagamos más acerca de su obra y nos terminó de cautivar su imaginario onírico, surrealista y un tanto misterioso. Nos inspira Mercedes por su imaginación, actitud y ella representa a nuestra #leborgabalabrightwomen más creativa.

Charlamos con ella de su vinculación con la naturaleza, sus referentes artísticos, su evolución como artista y mucho más.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la pintura?

Siempre me ha gustado pintar pero supe que quería dedicarme a ello profesionalmente cuando estaba en mi último año de carrera, después de haber probado otros campos artísticos.

Tu obra está muy ligada a la naturaleza y a los animales, ¿cuál es tu vinculación con ello?

Desde pequeña he tenido un contacto estrecho con la naturaleza y los animales, me fascinan las formas orgánicas que encontramos en la propia naturaleza. Los animales son otro elemento a parte, siento una inevitable atracción hacia ellos desde que era niña.

La pintura acrílica es la técnica que más utilizas, ¿te gustaría explorar otro proceso?

También hago tintas chinas a veces, grabado (aunque hace tiempo que no hago y quiero retomarlo) y dibujo en grafito. Pero siempre tengo inquietud por volver a introducir óleo en mi trabajo, quizás algún día.

 

 

¿Cuáles son tus referencias artísticas?

Giorgio De Chirico, Yves Tanguy, Geogia O’keeffe, Henri Rousseau, David Hockney, J.James Audubon, Kerry James Marshall, Leonora Carrinton, Remedios Varo, Walton Ford, Neo Rauch… no sé, tengo una lista interminable de artistas a los que admiro.

¿Qué es lo que te atrae del surrealismo?

Pues no lo sé concretamente, pero creo que a todos les rodea ese aura de misterio que a mi me interesa. Esa mezcla de realidad y sueño.

Henri Matisse decía que “el color debe ser pensado, soñado, imaginado”. ¿Sobre qué bases escoges los colores?

Mis paletas van cambiando según la época, ahora estoy utilizando colores más pastel y empolvados pero vengo de una temporada utilizando mucho negro, ocres, rojos y colores bastante más “duros” por así decirlo. Creo que es algo cíclico en mi caso.

¿Con qué artista o artistas te gustaría pasar un fin de semana en la montaña intercambiando reflexiones sobre el arte y la vida?

Difícil pregunta… no sabría elegir, ya que puedo admirar mucho el trabajo de un artista pero igual como persona deja mucho que desear y lo mismo a la inversa, igual un artista que a priori no me interesa artísticamente resulta que es una persona con buena conversación… no quiero romper la magia de imaginar cómo es alguien a quien admiro.

Uno de nuestros lugares favoritos del mundo es la Caleta de Famara, en Lanzarote, y que casualmente has pintado en uno de tus viajes a la isla, ¿qué es lo que te inspiró?

Caleta Famara es uno de mis lugares favoritos de la isla, es un lugar precioso con una energía especial. Es difícil no sentirse inspirada allí.

 

 

¿Cómo crees que ha evolucionado tu obra en estos últimos años?

Creo que ha madurado, como yo imagino. Estoy más segura a la hora de trabajar, probar cosas nuevas, colores, formas, temáticas. Se nota que estoy cada día más cómoda con mi trabajo y conmigo misma.

Además de tu propia obra, también has colaborado con otras marcas como Levi’s, Pepe Jeans, Hemper… ¿cómo son este tipo de colaboraciones?, ¿tienes libertad creativa o sigues los parámetros de las marcas?

Tengo la suerte de poder hacer mi trabajo con mucha libertad, las marcas con las que colaboro cuentan conmigo precisamente porque les gusta lo que hago y confían en mí para sus proyectos y eso es una suerte tremenda. Soy muy afortunada de poder trabajar con tanta libertad.

¿Qué significa para ti crear sin unas reglas establecidas?

Para crear no es posible tener unas reglas férreas, puede haber unas pequeñas guías pero todo tiene que ser moldeable o sino tu creación siempre estará acotada a algo, condicionado por otra cosa y por tanto no sería una creación totalmente fresca.

También eres docente en IED Madrid, ¿qué es lo que te aporta?

Ser docente te hace entender las cosas desde el otro lado del prisma, por lo que tienes que comprender, diseccionar, abstraer y trasladar la información de una manera sencilla a otras personas. Creo que es muy enriquecedor para ambas partes, los alumnos aprenden de mi experiencia y yo aprendo de la suya.

Sigues nuestra marca desde hace varias temporadas, ¿cómo te hacen sentir nuestras prendas?

Me encanta la marca, soy una apasionada del punto y la verdad que es una gozada las prendas que tengo de la firma. La suavidad del punto, la calidad de los materiales, los cortes sencillos y ligeros. Me siento muy cómoda y a gusto vistiendo de la marca.

En la portada, Mercedes con un poncho de nuestra colección «Etnias FW20/21»

Instagram de Mercedes Bellido: @mercedesbellido