Patricia Sañes se ha convertido en una de las prescriptoras de moda más influyentes de nuestro país. Con un estilo ecléctico, apuesta por combinaciones de colores y estampados que no pasan desapercibidos. Ella representa a nuestra #leborgabalabrightwomen más trendy de la temporada SS21.

Empezó como periodista de moda hace más de diez años y nos inspira por su perseverancia e intuición para adaptarse a los cambios inevitables del sector, desde la crisis de las revistas impresas, el auge del online, hasta la actualidad con la consolidación de Instagram.

Charlamos con Patricia de sus inicios en la revista Telva, de la creación de su magazine digital Coolhunter Diary, de arte contemporáneo y mucho más.

Estudiaste periodismo y la revista Telva fue tu primera experiencia profesional, ¿desde entonces, ya tenías claro que querías dedicarte al sector de la moda?

Sí, decidí que éste era mi mundo cuando estudiaba en la Universidad de Navarra, donde asistí a sus primeros seminarios de moda.

Después de Telva, trabajaste en Vogue, L’Oreal y Grazia España, ¿cómo recuerdas esa época?, ¿qué aprendizajes te llevas?

Durante la época que viví en Madrid hice prácticas en Vogue y un stage en L’Oréal del que me llevo un grandísimo recuerdo. Tuve la suerte de tener una jefa fuera de serie y unos compañeros que, diez años después, siguen estando ahí. Fue una etapa de trabajo muy intensa que recuerdo con adrenalina y nostalgia. Fue entonces cuando entendí que esta profesión se aprende currando y que para ser un buen profesional tienes que ser una buena persona.

La etapa de corresponsal de Grazia España en Barcelona la viví con mucha responsabilidad e ilusión. Tuve que lidiar con la soledad de ser autónoma pero también disfruté de la libertad y la flexibilidad que supone trabajar por tu cuenta.

Con una trayectoria consolidada tras la experiencia en las cabeceras de moda más importantes, ¿cómo viviste la transición del papel a la edición digital?

Yo soñaba con trabajar en una cabecera de moda tradicional toda mi vida cuando en 2010 abrí mi blog coolhunterdiary.com. Por aquel entonces, no sabía que estaba dando mis primeros pasos en mi carrera virtual. Poco a poco fui adaptando el contenido de mi blog a lo que demandaba el mercado y con el cierre de Grazia España y el boom de Instagram decidí dedicarme de lleno a mi identidad digital.

En 2010 creaste el blog Coolhunter Diary y fuiste una de las primeras divulgadoras de un espacio personal. Al principio sólo publicabas fotografías con propuestas de looks, ¿qué oportunidad viste en ese momento?

Abrí el blog con la única intención de escribir cuándo, cómo y sobre lo que yo quisiera. Un poco más adelante, algunas seguidoras empezaron a pedirme que publicara fotos de mis looks y ahí es cuando decidí centrar mi contenido en moda.

El blog Coolhunter Diary evolucionó a magazine digital en el que mostrabas tu visión de la moda y las tendencias a través de distintos contenidos, ¿cómo surgió la idea?

Instagram dilapidó el sentido original de los blogs de moda, así que decidí transformarlo en una revista digital que aportara al consumidor ese plus periodístico, esos textos que carecen de sentido en Instagram al ser una plataforma puramente visual.

 

 

Llegó un momento en que dejaste de ser Coolhunter Diary y empezaste a dirigirte con tu nombre, Patricia Sañes, en tus redes sociales, ¿qué motivó este cambio?

Lo hice cuando coolhunterdiary.com dejó de ser un blog personal para convertirse en un magazine de moda y arte. Ya no tenía sentido llamarme igual que una revista de la que yo no soy la protagonista.

Actualmente tu canal principal es Instagram, ¿cómo es tu rutina diaria en tu perfil?

En mi profesión no existe la rutina, ni la desconexión. Nunca debo bajar la guardia, todo lo que me rodea puede ser fuente de inspiración para generar contenido de calidad. Mi día a día se sucede entre mails, shootings, grabaciones, reuniones y mucha interacción con mi comunidad.

En algunas de las imágenes de tus posts, vemos rincones de tu hogar en los que predomina el arte contemporáneo. ¿Cuáles son tus artistas favoritos y cuál es tu pieza más preciada?

Me quedo con Riera i Aragó, Manolo Valdés y Edgar Plans. Ahora mismo, mi pieza más preciada es una pintura de éste último.

 

 

Si pudieras escoger, ¿qué pieza artística te gustaría tener?

Ahora mismo, tengo entre ceja y ceja una fotografía de Andrea Torres.

¿De dónde viene tu afición por la moda y el arte?

La moda me gusta desde que tengo uso de razón y mi padre me inculcó la afición por el arte. Recuerdo cuándo era niña y le acompañaba a visitar las galerías del centro de Barcelona.

Tras más de diez años en el sector, ¿cómo ha evolucionado tu relación con la moda?

Entiendo la moda como lenguaje de expresión, así que mi relación con ella ha evolucionado conmigo. He sido esclava de las tendencias y creo que con el tiempo he ganado algo de criterio. Ahora me conozco mejor y sé cómo traducir mi personalidad en lo que llevo con mayor acierto.

Sigues nuestra marca desde hace varias temporadas, ¿cómo te hacen sentir nuestras prendas?

Cool y muy segura. Con Lebor Gabala sé que nunca fallo.

En la portada, Patricia con un traje de nuestra colección «Casual Friday FW19/20»

Instagram de Patricia Sañes: @patriciasanes_